Elmo Leather elige Madrid para abrir su primer showroom en el sur de Europa y propone un viaje inmersivo por las texturas, aromas y colores del cuero natural

/COMUNICAE/

Elmo Leather elige Madrid para abrir su primer showroom en el sur de Europa y propone un viaje inmersivo por las texturas, aromas y colores del cuero natural

Ocupa un espacio singular en el barrio de Chamberí de Madrid (calle Vallehermoso 16, esquina con calle Rodríguez Sampedro), cogestionado por la compañía EGE Marco

Elmo Leather, la compañía sueca especializada en la artesanía del cuero natural de primera calidad, con presencia mundial en los sectores de mobiliario, automoción, aviación, ferrocarril y transporte marítimo, ha elegido Madrid para abrir su primer showroom en el sur de Europa. La compañía se ha asociado para impulsar este proyecto con la empresa española EGE Marco, especializada en la distribución de mobiliario premium para entornos residenciales y de trabajo. Elmo amplía de esta manera su alcance geográfico con centros de exposiciones en Estocolmo, Colonia y ahora Madrid.

La capital española, que ha resurgido en los últimos tiempos como un actor destacado de la industria del mueble y del diseño, proporcionará a Elmo una base estratégica para conectar con arquitectos, diseñadores, productores y profesionales del mundo de la piel del sur de Europa, fomentando oportunidades de crecimiento y colaboración.

El showroom de Elmo en Madrid ocupa una superficie de 140 metros cuadrados en el barrio de Chamberí (calle Vallehermoso 16, esquina con calle Rodríguez Sampedro) y su concepción ha corrido a cargo del diseñador sueco Mattías Stenberg, con el que Elmo mantiene ya dilatada y fructífera colaboración. El espacio ha sido planteado como un viaje interactivo e inmersivo al mundo del cuero, de manera que los visitantes pueden experimentar todos los atributos de la piel, como sus calidades, textura, color, brillo, aroma y su aplicación real en muebles y todo tipo de objetos.

«Nos propusimos crear en Madrid un espacio en el que resuene tanto la calidez española como la frescura escandinava, y ofrezca una experiencia sensorial única para todos los que lo visiten», asegura Stenberg.

En el nuevo espacio de Elmo en Madrid se ha dispuesto un área de exposición que albergará periódicamente piezas de mobiliario en las que el cuero constituye uno de sus elementos fundamentales, de manera que puedan servir de inspiración y reflexión para los diseñadores y profesionales que lo visiten. La exposición con la que arranca el showroom es una selección de muebles de Arper, tapizados en Elmotique, un cuero muy fino de anilina que muestra todas las características de la piel original.

Uno de los elementos que dotan a este espacio de su singular identidad es una mesa de 3,5 metros de largo en la que se exhiben muestras de cuero en más de 100 colores y tonalidades diferentes cuidadosamente dispuestas en cajas de madera.

Desde su fundación en 1931 como una empresa especializada en la fabricación de cuero para calzado, Elmo ha evolucionado hasta convertirse en un proveedor global, con presencia en 40 mercados, para empresas internacionales en los sectores de muebles, automoción, aviación, transporte marítimo, ferrocarril y vehículos comerciales. Desde 2010, Elmo forma parte del grupo italiano Rino Mastrotto.

Marco Gil, director general de GM Marco y responsable del showroom de Elmo en Madrid, explica que «el cuero es un material vivo, que envejece muy bien y resiste la prueba del tiempo. Tratado y producido con respeto, es uno de los materiales más sostenibles que existen, como bien ha sabido la humanidad desde sus orígenes, pues no en vano fue el primer material empleado para procurarse vestimenta y enseres».

«Nuestro propósito con la creación de este espacio Elmo en Madrid es mostrar e inspirar a diseñadores, interioristas y arquitectos las increíbles posibilidades de un material de extremada calidad y belleza y en una paleta de colores tan extensa que constituye un desafío para la imaginación», continúa Marco Gil.

Elmo ha elevado los estándares medioambientales de la industria del curtido en el mundo. La empresa, desde los años 80 del pasado siglo, ha sido pionera en el tratamiento y recuperación de las aguas que emplea en sus procesos de curtido, y más recientemente, ha adoptado un modelo de fabricación 100% circular que asegura que todos los residuos del proceso son reciclados o reutilizados como materia prima para otras industrias. Ninguna de las pieles que Elmo utiliza como materia prima proviene de animales bovinos criados para la producción de pieles. Por el contrario, todas las pieles que emplea en su proceso de curtido son subproductos de la industria cárnica y láctea, lo que genera la circularidad del proceso.

Fuente Comunicae